IKIAM desarrolló la primera Escuela de Verano en la Selva

Caminar por la selva en la noche, adentrarse en el bosque, ir río abajo, escuchar a la naturaleza, seguir sus pistas. El objetivo: encontrar la mayor cantidad de especies de sapos y ranas que se encuentran en el laboratorio vivo de la Universidad Regional Amazónica IKIAM, la Reserva Biológica Colonso Chalupas.

Esa fue una de las dinámicas de la primera edición de la Escuela de Verano de IKIAM, que brindó un Curso teórico – práctico de Biología de Anfibios en colaboración con el Centro Jambatu, especialista en investigación y conservación de anfibios. El curso, que se llevó a cabo del 15 al 26 de agosto, tuvo 10 participantes, entre los que se encontraron investigadores, estudiantes de IKIAM y de otras universidades del país.

“Este tipo de iniciativas es una manera de ofertar formación académica que sea de interés de la comunidad en general; no solo de estudiantes, sino de todos los que quieran aprender de investigadores especializados”, comenta Gabriela Castañeda, Coordinadora de Servicios a la Comunidad y responsable del proyecto.

El curso fue liderado por los investigadores de IKIAM, Mónica Guerra, Mauricio Ortega y Luis Coloma, reconocidos expertos de la herpetología, biología y ecología. La metodología consistió en una semana de estudios teóricos en el Centro Jambatu, en el Valle de los Chillos, Pichincha; y una semana práctica con salidas de campo y trabajo en laboratorio en la Universidad Regional Amazónica IKIAM, ubicada en Tena, Napo.

“Este curso me sirvió bastante. Han sido semanas fuertes, porque no solo he aprendido la teoría, sino que he estado en el campo, que es lo que más me interesa para hacer investigación. La oportunidad ha sido única: ver la diversidad de especies que hay en la Amazonía siempre fue mi aspiración, y poder muestrearlas y hacer la comparación con lo que encuentro en la Costa ha sido bastante interesante”, afirma Erick Meza, estudiante de Biología de la Universidad de Guayaquil.

Durante las salidas de campo, los participantes e investigadores recorrieron algunos kilómetros de la Reserva Biológica Colonso Chalupas. “Hemos aprendido mucho de las ranitas de la Reserva. Para nosotros ha habido sorpresas cada día porque hemos registrado especies que nunca se habían reco-lectado en este sitio. Estamos empezando a documentar la riqueza de especies que tiene la Reserva. Se habla de que este es uno de los laboratorios más importantes para la diversidad biológica, no solo del país sino de la humanidad. Es importante que esto sea respaldado por los datos”, analiza el in-vestigador Luis Coloma.

Por esta razón, estos cursos son importantes para la formación de estudiantes, ya que abre su posibi-lidad de estudio y de investigación desde las bases, sistema que se aplica en IKIAM desde el primer semestre que ingresan a la Universidad. “Es una oportunidad porque te deja estar un pasito delante de los demás. La experiencia es lo más importante en este campo. Además, es necesario empezar a relacionarse con la investigación rápido, porque eso es lo que a uno le hace llegar más allá cuando va a salir del país a una maestría o un doctorado”, comenta Grace Reyes, estudiante de IKIAM.

" Sigue leyendo en http://hablandodeinternet.com/como-centrar-video-youtube-wordpress/>

De los 10 participantes, cinco son estudiantes de IKIAM, quienes ganaron una beca para asistir al curso; la otra mitad fueron alumnos de otras universidades del país. “Ese es el objetivo de estos proyectos, que personas de otras universidades, académicos y profesionales, puedan formarse en un ambiente experiencial. Esperamos que en próximas ediciones participen personas de otros países también”, concluye Gabriela Castañeda.