La ciencia al servicio de la sociedad

La Doctora en química, Pilar Mateo, fue una de las invitadas especiales a la Feria de la Ciencia Vox Populi, IKIAM te acerca a la ciencia.

Pilar es una científica reconocida internacionalmente en el campo de la Química. Una de las top 10 mujeres científicas más prestigiosas de España, así como figura en el ranking de las 100 mujeres científicas más prestigiosas del mundo.

Su actividad científica se ha centrado en el desarrollo de productos de pintura de alta tecnología con su propia técnica de micro encapsulación polimérica llamada Inesfly, que se conoce como “la pintura que salva vidas”, porque controla insectos transmisores de enfermedades endémicas como el mal de Chagas, zika, dengue, entre otras afecciones que se extienden debido a la pobreza.

Así  también, ha desarrollado proyectos sociales que han permitido mejorar la calidad de vida de las comunidades más vulnerables.

Esta fue la primera ocasión que visitó Ecuador; es más, es el único país de América Latina que le faltaba por conocer. Pilar se quedó impresionada de las riquezas naturales que tiene nuestro país y la calidez de su gente.

Los estudiantes de Tena y todos aquellos que pudieron disfrutar de su Charla Magistral “Ciencia e Innovación: motores del emprendimiento social contra las enfermedades” quedaron impresionados con los resultados de su investigación, y motivados con su vocación social y firme ejemplo que la “Ciencia puede estar al servicio de la sociedad”, así como es posible generar proyectos científicos de alto impacto social. Pilar conversó con Ayllupura sobre la importancia del trabajo científico anclado en el beneficio de la comunidad.

Cuéntanos tu experiencia de llegar a Tena y a esta Universidad

Me llamaron hace unos meses. Recibí un correo y cuando leí sobre esta universidad me emocionó tanto, porque es el conocimiento puesto en el lugar donde yo siempre digo que tiene que estar. Me dije: “Tengo que ir”. Y claro, tenía una agenda súper ajustada como siempre, pero no lo pensé ni dos segundos. Pensé: “tengo que estar allí con ellos, y animar a la gente”. Aquí es donde nace la ciencia, donde está la mente, donde está la gente que sufre enfermedades, donde hay tantas cosas por resolver.

Cuál fue la motivación para crear tu tecnología

Mi tecnología fue creada para ayudar a la gente que sufre. La ciencia tiene que escuchar, tiene que avanzar y tiene que saber las necesidades que hay. Yo he puesto mi tecnología y conocimiento al servicio de los demás y quiero que llegue a cualquier parte del mundo donde haya estas enfermedades, y en otras partes en las que también es necesaria por otros tipos de plagas. Mi motivación personal es que ayude a prevenir enfermedades vinculadas con la pobreza.

A lo largo de tu trabajo, cómo ha sido tu experiencia con las poblaciones, qué has aprendido de ese contacto

Lo importante es saber que en la vida hay un juego, que es dar y recibir. Yo he podido dar conocimientos y he recibido muchas cosas: he aprendido cultura; qué es la Pacha Mama, a respetarla; he aprendido a abrazar, cosa que a veces parece mentira, pero abrazar a quien no tiene nada y lo único que quiere es un abrazo para salir adelante; a escuchar, reaccionar, arriesgar, y ser una persona apasionada por lo que la vida me ha enseñado y lo que me queda por aprender todavía.

Tu propuesta está relacionada mucho a la mujer. ¿Por qué?

Me he dedicado principalmente a vacunar casas; y en ellas la reina es la mamá, la mujer, la que está cerca a los hijos, y la que sufre más de cerca todos los problemas y las enfermedades que padecen.

Entonces, empoderando a una mujer, multiplicas por mucho el trabajo, porque ellas mismas son las que empiezan a reaccionar, ya que tienen muchas ganas de superarse para ser libres e independientes, para sacar su casa adelante.

Cuando vacunas la casa, y la enfermedad está fuera, ellas se sienten muchísimo mejor. Por tanto, creo que mi propuesta es hacer planes estratégicos integrales, donde una parte es el control del vector con mi tecnología, u otra tecnología que sea eficaz; otra es la parte clínica, donde si hay personas enfermas, se puedan administrar medicamentos; y la última es educación, energía y salud. Por eso, cuando empoderas a la mujer, todo es mucho más fácil.