Estudio revela cómo cambian los paisajes protegidos asociados con alto nivel de biodiversidad y población

Un reciente estudio publicado en la revista PLOS ONE muestra que la fragmentación forestal no puede ser evitada alrededor de las áreas protegidas en el Ecuador.

Pablo Cuenca, docente investigador de la Universidad Regional Amazónica Ikiam, testeó su hipótesis en tres áreas protegidas (APs) del Ecuador: Mache-Chindul, la Reserva de Manglares Cayapas-Mataje y la Reserva Cotacachi-Cayapas.

La mayoría de las APs tratan de limitar la tala de bosques mediante restricciones de acceso y uso, especialmente en áreas donde las comunidades locales coexisten con los bosques y dependen de los recursos derivados de las APs. En tales contextos, esta investigación aborda el cambio de las fronteras de las APs asociadas con altos niveles de biodiversidad y población. Se examinó las tasas de deforestación y patrones de fragmentación del bosque Andino tropical en cada AP y en el paisaje circundante. Adicionalmente, se identificó las fuerzas motores sociales y medioambientales que determinan los procesos del paisaje sobre el cambio en el paisaje protegido.

El estudio pretende que los tomadores de decisión utilicen la información para demostrar el importante rol de las áreas protegidas cumplen en el bosque Andino tropical y los esfuerzos que el país ha realizado en favor de la protección y conservación de los bosques. Además, reforzar la importancia de los rápidos procesos de cambio que sufren los bosques afuera de la protección.

Cuenca quien es Ph.D. en Ciencias Forestales señala que “si esta tendencia continúa en el futuro se prevé que la biodiversidad en el noroccidente del Ecuador se vea gravemente afectada y se requieren mayores esfuerzos para la conservación del bosque Andino tropical”.

Para conocer el estudio completo ingrese a: https://goo.gl/x46Y7j

E-Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.